.post img { border:5px solid #d2d2d2; padding:2px; }

martes, 11 de abril de 2017

RESEÑA: In ageless sleep - Arden Ellis


Mal es una espía, una misántropa y una cobarde; crecer en los brutales Extremos le ha enseñado que el honor es una cualidad que es mejor dejar a los muertos.

Su última misión es abordar y secuestrar la crionave que transporta a la hija del Rey Soberano, y llevarla directamente a las manos de sus enemigos. Pero cuando un componente vital del sistema de crioestásis de la nave se estropea, la única persona que puede mantener a los pasajeros inconscientes vivos es la mujer que Mal ha sido enviada a secuestrar.

Solas pero juntas en una nave llena de personas durmiendo, Mal debe recordar que Aurora y ella son enemigas - o arriesgarse a convertirse en algo mucho más peligroso.



Este libro tuvo tres grandes sorpresas que habría sabido si simplemente leyese la sinopsis pero me lo descargué hace mucho y no las recordaba. Así que os las cuento para que no os pase lo mismo que a mí:

Espera, ¿esto es una novela corta? Tiene menos de 50 páginas, no puede ser un libro...
Espera, ¿esto es un retelling? Eso de despertar al interés amoroso de un sueño "mágico" suena familiar...
Espera, ¿las protagonistas son queer? Porque eso no ha sonado muy hetero...

Fueron unas sorpresas muy agradables, la verdad, y cuanto más leía más me gustaba. Son cuatro estrellas redondas y no le doy la quinta porque le falta un poco de profundidad y originalidad en ciertas cosas.



Últimamente parece que le das una patada a una piedra y te salen doce retellings de cuentos clásicos, pero tardé bastante en darme cuenta de que esto era una versión de ciencia ficción de la Bella Durmiente (aunque el nombre de la chica durmiendo es Aurora. Qué obtusa soy). El argumento apenas sigue el cuento original, pero sí usa como inspiración varios arquetipos de la historia, los más clásicos como despertar a la princesa dormida y que la protagonista pierda la consciencia tras pincharse el dedo con una jeringuilla.

Las dos protagonistas, Mal y Rory, son enemigas de bandos opuestos de una guerra intergaláctica y esto resulta muy interesante para el argumento, pero era incluso mejor que sus orígenes fueran tan diferentes (Mal es una criminal de los bajos fondos que solo quiere sobrevivir mientras que Rory es una princesa que intenta aportar algo bueno al universo). Ese conflicto añadía mucha profundidad a los personajes y les daba personalidades y motivaciones muy definidas. Ambas chicas tienen que tomar decisiones moralmente ambiguas y no se las presenta como perfectas ni mucho menos. 



¿Acabas de ponerme los morros encima cuando no estaba consciente? ¿¡QUÉ MIERDAS HACES!? - algo que debería pasar en cada adaptación de la Bella Durmiente.

Aunque me encantó descubrir que era un retelling f/f encontré el romance un poco insípido. Había mucha tensión entre las protagonistas al principio pero eso se disolvió en algo parecido a la amistad y más tarde a sentimientos románticos, y ese desarrollo me pareció poco creíble. Además el hecho de que Mal tuviera poder sobre Rory durante toda la historia hizo que me costará digerir el argumento romántico. Al menos evitó la trope de despertar-al-amor-verdadero-con-un-beso-aunque-no-nos-conocemos y aun así tuvo momentos siniestros que que nunca son señalados en el texto como algo malo. Hay un motivo para despertar a Rory y no tiene grandes repercusiones para ella, así que evita un desastre como la romantización del acoso de Passengers, pero sigue sentándome mal que una novela corta que me ha gustado tanto no se haya conseguido separar del todo de los clichés de este cuento.

Aparte de eso, la narrativa tenía mucho suspense y me mantuvo enganchada hasta el final. Me habría gustado recibir más explicaciones sobre el universo fantástico y la guerra, pero dado que la novela es tan corta centrarse en el argumento fue una buena decisión y así no perdemos interés en la historia.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© sparsireads
Maira Gall