.post img { border:5px solid #d2d2d2; padding:2px; }

miércoles, 12 de abril de 2017

RESEÑA: Timekeeper - Tara Sim


En un mundo victoriano alternativo donde los relojes controlan el tiempo, una torre del reloj dañada puede fracturarlo - y una destruida puede Detenerlo completamente.

El mecánico Danny Hart lo sabe bien; su padre ha estado atrapado en una ciudad Detenida durante tres años. Entonces él es asignado a Enfield, donde la torre siempre está plagada de problemas. Su nuevo aprendiz le intriga y siempre mantiene las distancias, pero pronto descubre el motivo: es el espíritu del reloj de la torre, un ser mítico que vigila el tiempo. A pesar de su atracción mutua, enamorarse del espíritu de un reloj está prohibido y Danny perdería todo por lo que ha luchado.

Pero cuando una serie de bombas en las torres cercanas amenazan con Detener más ciudades, Danny debe evitar que Enfield sea el próximo objetivo o perderá también al chico al que quiere - para siempre.



Me da mucha pena que este libro se quede en tres estrellas, pero con lo que me costó leerlo y que no pienso seguir la trilogía, aunque sea entretenido no se merece ni una más. Así que voy a rajar, pero flojito, porque en el fondo me gustó.


Tengo que empezar con la ambientación. Nunca había leído nada del género steampunk y me ha parecido un auténtico peñazo. Relojes, autómatas, vehículos antiguos, Londres victoriano. No sé si yo estoy ya muy rallada de que los límites de los géneros sean tan marcados o de verdad este libro tenía menos profundidad que un plato llano pero madre del amor hermoso que cliché me ha resultado todo. Lo único que lo salvaba era el toque fantástico, según el cuál unos dioses hicieron nosequé y relegaron en las torres del reloj el poder de controlar el tiempo. De ahí la autora ha sacado unas repercusiones sociales interesantes, con gente que cree en los dioses y gente atea, algunos que quieren destruir las torres para recuperar el control del tiempo y otros que piensan que así destruirían el mundo. Todo lo demás del worldbuilding *ruido de globo desinflándose*

El argumento también fue un flop. Creo que la investigación sobre quién estaba destruyendo las torres pretendía tener suspense pero usaron un red herring tan obvio que adiviné el giro argumental demasiado pronto. No transmitía ninguna sensación de urgencia ni de peligro y me aburrí como una mona. PERO AHORA LLEGA LO BUENO, a la par de la trama de investigar las bombas hay un romance muy bonico y unos personajes súper blanditos. Danny y Colton (aparte de ser adorables) admiten tener sentimientos románticos hacia el otro casi desde el principio. Siempre me han dado mucha pereza los libros que meten muchísimo drama innecesario en las relaciones y las parejas no se juntan hasta el final porque, sinceramente, ¿cuál es el objetivo? ¿No podemos ver a los personajes tener relaciones románticas sanas mientras salvan el mundo o investigan asesinatos o huyen de la justicia? Pues aquí sí, por fin.

Danny y Colton chillin en su sitio especial (si ignoramos que es París y no Inglaterra)

Quiero decir, sigue habiendo mucho drama entre medias por el que no pueden estar juntos pero al menos no pasé 300 páginas esperando a que se besaran. Además hay una cantidad justa justísima de explicaciones sobre cómo encaja la homosexualidad en la época victoriana fantástica que demuestra que la autora se ha molestado en incluir la homofobia en la sociedad. Y aunque los personajes secundarios lo aceptan en distintas medidas y aparecen momentos de acoso por este tema no se cae en regodearse con sus problemas en plan "oh mira estos pobres chicos incomprendidos".

Además de los personajes y las relaciones, la otra cosa que ha salvado el libro para mí ha sido la escritura. No me gusta señalar en particular la narrativa de los libros porque normalmente me basta con que sea decente para leerlos y disfrutar de las historias, pero Timekeeper tenía momentos tan bonitos y bien escritos que necesitaba parar y fangirlear a gusto.

Es una pena que en términos generales no me haya interesado porque es la primera parte de una trilogía, aunque pueda sostenerse solo como un libro individual. Yo por mi parte, voy a dejarlo aquí.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© sparsireads
Maira Gall