.post img { border:5px solid #d2d2d2; padding:2px; }

viernes, 9 de junio de 2017

RESEÑA x2: Dreadnought + Sovereign, de April Daniels

El dicho dice que lo bueno y breve, dos veces bueno, pero cuando se trata de reseñas yo diría que además de breve, lo mejor es hacerlas dobles. Así que os traigo la reseña de la primera y segunda parte de la saga Némesis, de April Daniels. Son voces propias por protagonista transgénero lesbiana, y tienen representación bisexual y de género no binario en personajes secundarios.



Hasta que Dreadnought cayó del cielo y murió frente a ella, Danny estaba intentando ocultar que es transgénero. Pero al fallecer, el superhéroe le pasó sus poderes, transformando el cuerpo de Danny en lo que ella siempre ha querido que sea.

Debería ser el momento más feliz de su vida, pero entre la obsesión de su padre con "curarla", su mejor amigo queriendo salir con ella, y otros superhéroes discutiendo su lugar entre sus filas, la situación es demasiado complicada.

No hay tiempo para adaptarse: Utopia, la asesina de Dreadnought, acecha New Port City y Danny debe detenerla.

Es un libro muy ameno y lleno de acción pero también tiene algunos temas espinosos, especialmente sobre la dicotomía del bien y el mal y el derecho a tu propio cuerpo, y le terminé dando cinco estrellas aunque había alguna cosa que me chirriaba un poco.


La idea me llamó mucho la atención: los superhéroes existen y cuando uno está a punto de morir puede elegir pasar sus poderes a quién tengan cerca. Es lo que le sucede a Danny, que hereda los poderes del mayor superhéroe de Estados Unidos, Dreadnought. Al principio me dio un poco de mal rollo el concepto de que el cuerpo de Danny cambiase en contra de su voluntad, porque aunque ella quería ese aspecto no tiene opción de negarse ni aviso cuando acepta los poderes de Dreadnought, pero ella decide conservarlo y le da el motivo perfecto para decir a su familia que es trans. Además por primera vez sus nuevos poderes le dan la fuerza para enfrentarse a la gente que pretende ir contra su voluntad y decide que si es necesario los utilizará para mantener el aspecto que ha elegido.
I see a world that is terrified of me. Terrified of a girl who knows who she is and what she’s capable of. They are small, and they are weak, and they will not hurt me ever again. My name is Danielle. I am a girl. No one is strong enough to take that from me anymore.
Danny tiene que lidiar con mucha presión al relevar a Dreadnought: con su familia, que no aceptan que sea mujer o su mejor amigo, que cree que ahora tiene derecho a salir con ella, además del resto de superhéroes. Este es uno de los puntos fuertes del libro que me da pena que no se haya explorado más: la unión de superhéroes que protegen la ciudad de New Port City. Algunos se ponen de parte de Danny desde el primer momento, como Doctor Impossible, muchos no toman partido y algunos la rechazan directamente por ser transgénero, como Greywytch, que es una TERF de manual.

Dentro de los personajes con poderes también aparecen algunos que no son del grupo de primera categoría que defiende la ciudad, como Calamity. Ella es lo que llaman una "capa gris": los capas blancas son los buenos, los superhéroes contratados por el gobierno para luchar contra los villanos, que son los capas negras. Los capas grises suelen ser superhéroes cuyos poderes no son lo bastante relevantes para estar en ninguno de los dos bandos. Calamity (aparte de meterla en muchos líos y hacerse su mejor amiga) le aporta a Danny la visión de que no todos los capas blancas son necesariamente buenos.

Todos estos conflictos se desarrollan a la par que la investigación sobre la cyborg Utopia y porqué asesinó a Dreadnought. Por supuesto, Danny no quiere quedarse al margen e investiga por su cuenta cuando la Liga de superhéroes no le permite unirse a ellos. Es una trama muy dinámica y que no deja que te aburras en ningún momento, intercalada con el desarrollo personal de Danny y cómo se ajusta a su nuevo cuerpo, sus nuevos poderes y la nueva visión que tiene de ella el mundo.
Nueve meses después de su debut como Dreadnought, Danny Tozer ya es una veterana, y cuando encuentra a un nuevo supervillano, la atacan por todos los frentes. Desde su desastrosa vida familiar a su amistad dañada con Calamity, no hay ningún truco demasiado sucio que este villano no esté dispuesto a usar contra ella.

Aunque es difícil matar a Dreadnought, hay más de una forma de destruir a un héroe. Antes de que termine la guerra, se verá forzada a enfrentarse a partes de sí misma que nunca ha querido reconocer. Y detrás de todo esto, un viejo enemigo aguarda al momento oportuno para llevar a cabo un plan que cambiará el mundo para siempre.

[Disclaimer: mi costumbre de solicitar cualquier libro queer de fantasía o ciencia ficción hizo que me diesen una copia electrónica de este libro antes de su publicación. Las opiniones son mías y hago con ellas lo que a mí me da la gana.]

Aquí no os quiero contar gran cosa de la trama porque serían spoilers de la primera parte, pero aparece un villano diferente y nuevos superhéroes que dan mucho más juego que los de Dreadnought. Aunque Doctor Impossible y Calamity siguen siendo grandes partes de la vida de Danny, su relación con ellas es mucho más complicada. Además se une al grupo Kinetiq, une superhéroe genderqueer que utiliza pronombres neutros, y su introducción se usa para reivindicar más visibilidad a les superhéroes queer.

Se profundiza mucho más en las identidades de género y los conflictos que plantean, y también introduce una visión más política de los superhéroes. Sigue habiendo voces a favor y en contra de que Danny sea Dreadnought, y como ya adelanta la última línea del resumen, Greywytch (la muy asquerosa) sigue dando mal y planeando cosas siniestras. Junto a todo esto hay que tener en cuenta que el argumento que une ambos libros, el motivo de que estén apareciendo cada vez más superhéroes, sigue planteando una incógnita para el futuro de la protagonista.

Me ha parecido una buena continuación, a veces más adulta y en momentos puntuales divertida, pero en general sigue mucho la línea de la primera parte, y no puedo esperar a que continúe la saga.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© sparsireads
Maira Gall